Tendencias en los primeros nacimientos de adolescentes en cinco países de América Latina y el Caribe

​FEDERACIÓN MEXICANA DE COLEGIOS DE OBSTETRICIA Y GINECOLOGÍA, A.C.

Contacto permanente: Dr. Carlos Morán Villota / Director Medico, email: direccionmedica@femecog.org.mx

 Neal S et al. Reprod Health 2018 Aug 29; 15(1):146.

Femecog cerca de ti

​​#FEMECOGcercadeti

Ref. 221

En el trabajo de Neal S. y colaboradores se menciona que los adolescentes en la región de América Latina y el Caribe continúan con resultados deficientes en salud reproductiva, incluidas altas tasas de primer nacimiento antes de los 20 años. Este documento explora cómo las tendencias en los nacimientos de adolescentes han cambiado a lo largo del tiempo en cinco países (Bolivia, Colombia, República Dominicana, Haití y Perú) utilizando datos desglosados ​​por grupos de edad, condiciones socioeconómicas y residencia urbana o rural. El estudio se basa en tres encuestas demográficas y de salud con datos desglosados ​​disponibles desde 1990, siendo la más reciente después de 2006.
Ha habido pocos avances en la reducción de los primeros nacimientos de adolescentes en las últimas dos décadas en estos países. Los primeros nacimientos de adolescentes continúan siendo más comunes entre los residentes más pobres y rurales, y continúan los embarazos en el grupo de edad más joven (<16 años).>
La maternidad en adolescentes sigue siendo un problema en los países latinoamericanos estudiados, con poco o ningún progreso en la reducción del porcentaje de mujeres que dan a luz antes de la edad de 20 años. Esto pone la salud de muchas mujeres y sus hijos en riesgo y limita sus oportunidades educativas y económicas, e impacta también a sus familias, comunidades y el desarrollo en general. Los partos de adolescentes continúan concentrados en los pobres y los que viven en zonas rurales. Continúan los nacimientos en adolescentes muy jóvenes, menores de 16 años, quienes experimenten los riesgos más graves.
Se deben hacer esfuerzos para proporcionar información y servicios de salud sexual a los jóvenes, junto con estrategias para mejorar la educación y las oportunidades de empleo. Además, fortalecer los marcos legales para proteger a los adolescentes de abuso y explotación. Se necesita una mayor desagregación de los datos de fecundidad en adolescente si se quiere medir el progreso hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para "no dejar a nadie atrás".