​FEDERACIÓN MEXICANA DE COLEGIOS DE OBSTETRICIA Y GINECOLOGÍA, A.C.

Contacto permanente: Dr. Carlos Morán Villota / Director Medico, email: direccionmedica@femecog.org.mx

Perry H, Sheehan E, Thilaganathan B, Khalil A. Ultrasound Obstet Gynecol. 2018 Apr; 51(4): 524-30

Femecog cerca de ti

En el artículo de Perry H. y colaboradores, se menciona que la mayoría de las pacientes con hipertensión crónica o gestacional no desarrollan preeclampsia. El monitoreo de la presión arterial en el hogar (MPAH) tiene el potencial de ofrecer un medio más preciso y aceptable para monitorear a las pacientes hipertensas durante el embarazo en comparación con las vías tradicionales de monitoreo ambulatorio frecuente. El objetivo de este estudio fue determinar si el MPAH reduce las visitas a los servicios prenatales y si es seguro durante el embarazo.
Se trata de un estudio de casos y controles de 166 mujeres embarazadas hipertensas, que se realizó en el Hospital St George's de la Universidad de Londres. Los criterios de inclusión fueron: hipertensión crónica, hipertensión gestacional o alto riesgo de desarrollar preeclampsia, sin proteinuria significativa (proteinuria ≤ 1+) y marcadores bioquímicos y hematológicos normales. Los criterios de exclusión fueron: edad materna < 16 años, presión arterial sistólica > 155 mm Hg o presión arterial diastólica > 100 mm Hg, proteinuria significativa (proteinuria ≥ 2+ o proporción de proteína / creatinina > 30 mg / mmol), evidencia de feto pequeño para la edad de gestación (peso fetal estimado < percentil 10), signos de preeclampsia grave, problemas de salud mental significativos o comprensión insuficiente del idioma inglés. A las mujeres embarazadas en el grupo MPAH se les enseñó cómo medir y registrar su presión arterial con tensiómetro, validada en casa, y se les realizó evaluación cada 1–2 semanas según la necesidad clínica. El grupo control se siguió según el protocolo local antes de la implementación de MPAH. Los dos grupos se compararon con respecto al número de visitas a los servicios prenatales y el resultado.
Se incluyeron 108 mujeres en el grupo MPAH y 58 en el grupo control. No hubo diferencias en la edad materna, paridad, índice de masa corporal, etnia o tabaquismo entre los grupos, pero hubo más mujeres con hipertensión crónica en el grupo MPAH en comparación con el grupo control (49.1% vs. 25.9%, P = 0.004) . El grupo MPAH tuvo significativamente menos asistencia ambulatoria por paciente (6.5 vs. 8.0, P = 0.003) y esta diferencia persistió al tomar en cuenta las diferencias en la duración del seguimiento (0.8 vs. 1.6 asistencias por semana, P <0.001). No hubo diferencias en la incidencia de resultados adversos maternos, fetales o neonatales entre los dos grupos.
En conclusión, el MPAH en embarazos con hipertensión tiene el potencial de reducir la cantidad de visitas al hospital requeridas por las pacientes sin comprometer los resultados maternos y del embarazo. 

​​#FEMECOGcercadeti

Ref. 224

Monitoreo domiciliario de la presión arterial en una población hipertensa embarazada